Seleccionar página

El pasado 28 de febrero se publicó la Ley vasca 4/2019, que establece los pilares de la sostenibilidad energética en el ámbito de las administraciones públicas de la Comunidad Autónoma, así como en el sector privado.

La nueva norma pretende ser un elemento normativo clave para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, así como lograr que el un consumo energético sea lo más eficiente posible.

 

 

La citada disposición establece una serie de obligaciones para las Administraciones públicas entre las que cabe destacar las siguientes:

  • La realización de un inventario de edificios, parque móvil e instalaciones de alumbrado públicos de su ámbito de actuación, indicando el consumo energético de los mismos. El plazo para su realización será de seis meses para el caso de la Administración de la Comunidad Autónoma y de un año para el resto de las administraciones.
  • En el plazo de uno año, todos los edificios e instalaciones de la administración pública vasca deberán disponer de contadores de energía eléctrica que permitan llevar a cabo un control del consumo de energía por edificio.
  • En el plazo de dos años los edificios con una potencia térmica superior a 70 KW deberán contar con la correspondiente auditoría energética.
  • Todas las administraciones públicas vascas deberán diseñar sus planes de actuación energética de carácter plurianual.
  • En el plazo de un año, todos los edificios existentes de titularidad de la administración, deberá contar con su certificación energética de edificios.
  • En el plazo de dos años, los municipios con más de 5.000 habitantes deberán contar con un plan de movilidad.

Además, la norma establece para las administraciones públicas un objetivo de reducción del consumo de energía del 60% para el horizonte 2050 y una reducción del 35% en el horizonte 2030.

Para el sector industrial, dependiendo de su clasificación en función de su consumo anual, se determinan obligaciones relativas a:

  • Auditorías energéticas de sus equipos, instalaciones, edificios, sistemas de calefacción y refrigeración, parque móvil y alumbrado.
  • En el plazo de un año se deberá comunicar los sistemas de gestión energética de los establecimientos industriales.
  • En los centros de trabajo donde trabajen más de 100 personas por cada turno, de un plan de transporte al centro de trabajo.
  • Todos los edificios industriales deberán contar con el certificado de eficiencia energética del edificio.

Asimismo, para los establecimientos privados en los que se desarrollen las actividades de sector servicios indicados en la ley, también se establecen obligaciones como las señaladas para el sector industrial.

La Ley entró en vigor al días siguiente de su publicación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies