En este post analizamos la medida aplicada en Bizkaia en el Decreto Foral Nomativo 4/2020, de 5 de Mayo, en donde existirá la posibilidad de aplicar una deducción extraordinaria sobre la cuota efectiva de hasta el 60% de su importe, para aquellas empresas que cumplan con las condiciones y requisitos indicados a continuación:

A) Requisitos

  • Que, en el citado ejercicio 2019, realicen una explotación económica y no tengan la consideración de sociedad patrimonial, conforme a lo indicado en el artículo 14 de la misma Norma Foral, ni tributen en régimen de consolidación fiscal.
  • Que su volumen de operaciones correspondiente al primer semestre del año 2020 sea, como mínimo, un 25 por 100 inferior al volumen de operaciones del primer semestre del año 2019.
  • Que, en el ejercicio 2019, tengan un resultado contable positivo, y que el resultado contable correspondiente al primer semestre del año 2020 sea, como mínimo, un 50 por 100 inferior al resultado contable del primer semestre del año 2019.
  • Que, durante los ejercicios 2020 y 2021, no distribuyan beneficios ni reservas, ni acuerden ninguna reducción de sus fondos propios con entrega de bienes o derechos a sus socios.

B) Destino

El importe de la deducción extraordinaria de la cuota efectiva regulada en el presente apartado deberá ser destinado a alguna de las siguientes finalidades dentro del ejercicio 2020:

1. A la compensación de la base imponible negativa del ejercicio 2020.

Cuantía

La cantidad que resulte de dividir la deducción extraordinaria entre el tipo de gravamen correspondiente a la entidad en el ejercicio 2020.

Obviamente, esta base imponible negativa no puede ser compensada con bases imponibles positivas de ejercicios posteriores.

Este caso está pensado principalmente, para sujetos pasivos que les salga cuota a pagar en el IS 2019 y como consecuencia de la crisis, prevean obtener pérdidas en 2020.

2. A la adquisición de activos no corrientes nuevos que den derecho a la deducción establecida en el artículo 61 de la Norma Foral 11/2013, de 5 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades.

Cuantía

La cantidad que resulte de dividir la deducción extraordinaria entre el tipo de la deducción regulada en el artículo 61 Inversiones en Activos No corrientes Nuevos (10% con carácter general).

3. A la realización de actividades de investigación y desarrollo o innovación que den derecho a la práctica de alguna de las deducciones reguladas en los artículos 62 y 63 de la Norma Foral 11/2013, de 5 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades.

Cuantía

La cantidad que resulte de dividir la deducción extraordinaria de la cuota efectiva que destine a esta finalidad entre el tipo de la deducción que corresponda, de entre las reguladas en los artículo 62 y 63 de la Norma Foral 11/2013, de 5 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, según la naturaleza de las actividades efectuadas y su cuantía.

4. A la creación de empleo, mediante la contratación de personas con contrato laboral de carácter indefinido que den derecho a la práctica de la deducción regulada en el artículo 66 de la Norma Foral 11/2013, de 5 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, con aplicación de las especialidades contenidas en el apartado Dos del presente artículo.

Cuantía

un importe máximo igual al resultado de multiplicar el salario anual bruto de las personas contratadas durante el período impositivo por el tipo de la deducción (25% con carácter general) regulada en el artículo 66 de la Norma Foral 11/2013, de 5 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, que corresponda en cada caso, hasta un máximo igual al de la citada deducción.

5. A la realización de inversiones en microempresas, pequeñas o medianas empresas que den derecho a la práctica de la deducción Nueva Deducción para el año 2020.

Cuantía

En este supuesto, el contribuyente deberá destinar a la inversión en microempresas, pequeñas o medianas empresas un importe igual al resultado de dividir la deducción extraordinaria de la cuota efectiva que destine a esta finalidad entre el tipo de la deducción (con carácter general el 10%)

El destino previsto en los puntos 2, 3, 4 y 5 anteriores están pensando para aquellos sujetos pasivos que deseen adelantar deducciones, aplicándolas en el IS del 2019, realizando la actividad incentivada en 2020 y generando la deducción en el año 2020.

Como es evidente, en este caso no se admite la duplicidad de deducciones, o se aplica en 2019 o en 2020.

C) Incumplimiento

Si el contribuyente no destina la totalidad del importe de la deducción extraordinaria de la cuota efectiva regulada en este apartado a alguna de las finalidades señaladas en el número anterior con las condiciones en él establecidas, deberá adicionar la cuantía no destinada a su finalidad a la cuota efectiva del ejercicio 2020, junto con los correspondientes intereses de demora.

D) Opción

La práctica de la deducción extraordinaria sobre la cuota efectiva regulada en este apartado constituye una opción que debe ser ejercitada con la presentación de la autoliquidación, en el sentido de lo dispuesto en el artículo 128 de la Norma Foral 11/2013, de 5 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, y que no podrá ser modificada una vez finalizado el plazo voluntario de declaración.

E) Modo de aplicarla

La presente deducción extraordinaria se aplicará con anterioridad a las deducciones reguladas en el artículo 68 de la Norma Foral 11/2013, de 5 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades (retenciones, ingresos a cuenta, pagos fraccionados).