DESCARGAR DOCUMENTO COMPLETO AQUÍ >

 

Con motivo del COVID-19, mediante Orden HAC/320/2021, de 6 de abril, se ha aprobado la posibilidad de fraccionar el pago del IRPF, sin devengo de intereses de demora ni necesidad de aportar garantía, para los contribuyentes que hubieran estado en ERTE durante el año 2020.

La deuda se fraccionará en 6 pagos iguales, con vencimiento los días 20 de cada mes, siendo el primero el día 20 de julio de 2021, y el último el día 20 de diciembre de 2021.

Los requisitos para acceder a este fraccionamiento extraordinario son los siguientes:

  • El contribuyente debe ser un trabajador por cuenta ajena que durante 2020 haya sido beneficiario de prestaciones vinculadas a un ERTE.

En caso de que proceda la opción de tributación conjunta, el requisito anterior puede cumplirse en cualquiera de los miembros de la unidad familiar.

  • El importe conjunto de las deudas gestionadas por la AEAT pendientes de pago para el solicitante, tanto en periodo voluntario como en periodo ejecutivo, no puede exceder de 30.000 euros.

Se incluyen en dicho computo el importe de los vencimientos pendientes de ingreso de las deudas aplazadas o fraccionadas, salvo que estén debidamente garantizadas.

  • Para acceder al fraccionamiento, la declaración del IRPF 2020 se deberá presentar necesariamente en periodo voluntario, cuyo plazo finaliza el 30 de junio de 2021.

Este fraccionamiento excepcional es incompatible con:

  • La aplicación del régimen fiscal especial aplicable a los trabajadores desplazados a territorio español (art. 93 LIRPF).
  • El fraccionamiento ordinario previsto en el artículo 62.2 Reglamento IRPF: pago del 60% de la deuda tributaria con la presentación de la declaración, como tarde, el 30 de junio de 2021 y el 40% restante, como tarde, el día 5 de noviembre de 2021, sin intereses ni recargos.
  • El régimen general de aplazamiento o fraccionamiento de deudas tributarios previsto en la Ley General Tributaria.

DESCARGAR DOCUMENTO COMPLETO AQUÍ >