Asesoramiento Fiscal

LEER DOCUMENTO COMPLETO AQUÍ >

Cualquier planificación de actividad económica requiere un mínimo de certeza. Por eso, la anticipación a los continuos cambios regulatorios que puedan afectar al negocio es clave. Entre los factores a ser tenidos en cuenta, sin duda

“El cambiante contexto político de nuestro país, que ha generado un impacto directo en la manera de regular, afectando necesariamente a la capacidad para alcanzar acuerdos tanto en los grandes asuntos como en los del día a día, y dificultando la adopción de políticas con vocación de estabilidad y permanencia, capaces de generar confianza a los actores económicos. Adicionalmente, aunque no por ello menos importante, ha de apuntarse que en los últimos tiempos la regulación se ha vuelto mucho más reactiva y basada en tendencias sociales constatables que anticipativa.”

Las compañías están obligadas a adaptarse y estructurarse, asumiendo este aspecto como una prioridad estratégica y operacional. Contar con equipos expertos que sepan cómo gestionar el riesgo regulatorio se está convirtiendo en una necesidad estratégica para aquellas empresas que quieran posicionarse debidamente en el mercado.

Este aspecto ha de recibir atención específica, porque sólo así las empresas podrán, en un contexto tan complejo e incierto, dar un paso más y ser verdaderamente diferenciales.

Este es un resumen del artículo publicado en El Economista, en el que Elisa Gil Martínez, Directora Regulation & Public Policy en PKF Attest, analiza la amenaza que supone la incertidumbre regulatoria para las empresas actualmente.

Si quieres saber más, no dudes en consultarnos.